NORMATIVA CERTIFICABLES PARA PROVEEDORES PRIMARIOS DE FRUTA Y VEGETALES FRESCOS.

By  |  0 Comments

NORMATIVA CERTIFICABLES PARA PROVEEDORES PRIMARIOS DE FRUTA Y VEGETALES FRESCOS.

Todo proveedor de fruta y vegetales frescos que  proyecta ingresar a los diferentes mercados de exportación y consumo masivo, adicionalmente a cualquier requerimiento de calidad propio del producto, deberá considerar dentro de su sistema productivo la implantación de un sistema ó prácticas que le permitan demostrar que su producción no causara daños a los consumidores.

A partir de estos requerimientos, los recibidores, compradores y por qué no decir de los mismos consumidores, se fundamenta la instancia de consumir alimentos sanos y saludables, que no lleguen a provocar daños al ser humano y por tanto se requieren evidencias que permitan demostrar que dichos productos han sido producidos y manipulados adecuadamente.

La forma más práctica de para demostrar  que la producción de frutas y vegetales es inocua y saludable es por medio de la adopción de normativas certificables que aseguren el desarrollado e implantación durante la producción del producto de un sistema de Buenas Prácticas Agrícolas (B.P.A).

Las normativas certificables pueden ser protocolos, normas, estándares ó listas de evaluación desarrolladas en conjunto con los actores del mercado y alineadas con algunos requisitos legales, por lo general se rigen por una regulación y que son aplicadas única y exclusivamente por Organismo Certificación de terceras partes debidamente acreditados para tales fines.

La realización de auditorías independientes de 3ras partes realizadas por Organismos de Certificación, permiten a los proveedores de frutas y vegetales frescos disponer de una evidencia real (certificado) que su producto / procesos fue evaluado de conformidad con el protocolo, estándar ó normativa certificable.

En la actualidad una de las normativas privadas acreditadas con mayor reconocimiento a nivel mundial es GlobalG.A.P. Esta normativa voluntaria está siendo aplicada a nivel mundial en los ámbitos de frutas y vegetales.

Cuadro nº1 Paises con productores certificados.

Fuente: GlobalG.A.P / Annual Report October 2010.

La normativa GlobalG.A.P. en su enfoque Holítico:

En términos simples la certificación de un producto o servicio es un proceso por el cual una entidad de tercera parte, independiente de una relación contractual cliente-proveedor, da constancia por escrito que un producto / proceso cumple con los requisitos establecidos por el protocolo, estándar, especificaciones técnicas, reglamentos u otros documentos normativos o contractuales, por medio de la evaluación en terreno de acuerdo a procedimientos previamente establecidos.

El propósito buscado con la certificación de un producto, según Guía ISO IEC/ISO 65 que aplica a todas las entidades certificadoras de productos es:

  • Generar confianza en todas las partes interesadas que los requisitos han sido cumplidos de conformidad con las regulaciones y normativas aplicadas.
  • Evidenciar una evaluación independiente, pudiendo ser utilizada por los proveedores para demostrar su cumplimiento frente a evaluaciones de 3ras partes (Organismos de Certificación).
  • Minimizar los gastos de recursos que resulten en costos para el producto, frente a lo que las partes interesadas están realmente dispuestas a pagar.

Beneficios de la certificación de producto.

  • Generar confianza en los clientes, recepcionando un producto certificado y evaluado por un organismo imparcial y reconocido, lo cual disminuye la cantidad de auditorías a los productos.
  • Disminuye costos de recepción para los clientes, reduciendo los muestreos y ensayos en recepción.
  • Brinda una mayor confianza y valor agregado para el cliente en la selección y consideración de proveedores oferentes.
  • Compromete a los proveedores a entregar productos que cumplan con los requisitos y características basadas en especificaciones técnicas de producción y manejo.
  • Facilita la comercialización e ingreso a países por medio del reconocimiento que los productos están cumpliendo con el reglamento técnico.

Ventajas del proveedor certificado:

  • Acceso a mercados principalmente exigentes y de mejor oferta de precio.
  • Ofrecer un producto que cumple con la seguridad para el consumidor.
  • Mejorar la imagen de la empresa, siendo un proveedor confiable.
  • Mayor control del proceso por medio de la aplicación de su sistema de trazabilidad.
  • Mejorar la eficiencia y el manejo de los recursos e insumos productivos.

Otras normas Certificables que aplican a proveedores de frutas y hortalizas en el ámbito de la manipulación mínimamente procesados son:

Buenas Prácticas de Manufactura – BPM

Principios básicos de higiene para la elaboración de alimentos aplicables a lo largo de toda la cadena alimentaria.  Las Buenas Prácticas de Manufactura son un prerrequisito obligatorio para las empresas que aplican HACCP. También se pueden certificar en forma individual.

Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control – HACCP

El Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control aplica esencialmente a todo la industria alimentaria donde se procesan y manipulan productos frescos, procesados y también a empresas proveedoras de servicios que están condicionadas a manejar ambientes inocuos. (por ejemplo transporte, farmacéutica, almacenamiento, etc.).

BRC e IFS

Establecen los requisitos de provisión para las empresas que fabrican productos con marcas propias y para los que son proveedores críticos de las grandes cadenas de supermercados.  BRC es de origen inglés e IFS de origen alemán.