REPRESENTANTES DE CONSTRUCTORAS Y MUNICIPALIDADES PARTICIPAN EN TALLERES DE CONSTRUCCIÓN LIMPIA

By  |  0 Comments

En el marco del “Plan Industrialización y Construcción Limpia” del Programa Construye2025, impulsado por CORFO, representantes de municipalidades y de constructoras de la Región Metropolitana, se reunieron para discutir sobre acciones, propuestas, necesidades y problemáticas que afectan el desarrollo de la gestión de residuos de la construcción en Chile.

Ambas instancias estuvieron moderadas por la Corporación de Desarrollo Tecnológico de la CChC, quien estuvo a cargo del estudio “Diagnóstico sobre la Gestión de Residuos de las empresas del sector construcción RM, y propuesta para un Acuerdo de Producción Limpia”, liderado por Construye2025. La propuesta incluyó dos talleres, uno dirigido a municipios y otro a constructoras, con el fin de dar a conocer casos de implementación de gestión de residuos de la construcción, generar una discusión en torno a propuestas de colaboración público-privada, e identificar cuáles son los aspectos que faltan para que se impulse una construcción más limpia.

En este encuentro participaron las municipalidades de Renca, Maipú, Huechuraba, Quilicura, La Florida, Macul, Providencia y Calera de Tango. Mientras que, al taller del sector privado, fueron Pocuro, Suksa, Axis, Altius, Viconsa, Pazcorp, Fundamenta y la inmobiliaria Manquehue, además de las empresas Recylink y Greenextreme. También asistieron representantes de Corfo, de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, y de Construye2025.

Las actividades se centraron en torno a la discusión en cuatro ámbitos: experiencia previa, intereses, expectativas y posible rol en la temática, así como la identificación de barreras y oportunidades.

En el caso de las constructoras, en cuanto a la experiencia previa, se resaltó la ejecución de proyectos con certificación LEED como uno de los puntos de entrada a la gestión de residuos, así como la creación de un área interna relacionada al tema de sustentabilidad. Entre sus intereses destacó la importancia en la imagen de la empresa, mientras que en las expectativas, se hizo hincapié en la necesidad de contar con una plataforma que unifique la información existente que sea útil para el sector. En las oportunidades, se destaca el trabajo colaborativo con las municipalidades. Por último, se evidencian casos de empresas que perciben beneficios en cuanto a la reducción del trabajo administrativo, así como un aumento en la eficiencia y productividad de sus obras.

En el desarrollo de la discusión, resalta la necesidad de abordar la reducción de residuos en etapas tempranas del proyecto, es decir en el diseño incorporando modulación y estandarización, así como la industrialización. Por otra parte, la optimización de los materiales y recursos con los proveedores, entender los escombros como el resultado de un trabajo mal ejecutado, en ese sentido es fundamental para vincular la productividad con la sustentabilidad.

También destaca la necesidad de contar con mayor investigación y desarrollo en torno al reciclaje de materiales de construcción para nuevos productos, iniciativa que debería ir de la mano con la ley REP.

Dentro de las dificultades, no es fácil obtener información de redes de recicladores para gestionar los residuos. En relación a propuestas, surge la idea de generar un sello o reconocimiento para las empresas que se hacen cargo de la gestión de residuos, capacitación a los trabajadores y contar con una plataforma que incorpore las herramientas necesarias para gestionar los residuos.

Con respecto a los intereses de los municipios, esperan tener un mayor vínculo con las empresas, tener campañas de denuncia, un instructivo general de buenas prácticas y contar con la anticipación de separación de residuos desde el origen. Así, con una mayor comunicación interna, recursos y capacitaciones, esperan contar con mayor fiscalización en sus zonas de interés e impulsar distintos incentivos a las empresas que gestionen los residuos de la construcción, para llegar a un círculo virtuoso con los actores involucrados.

 

Entre su gestión destaca la certificación del Medio Ambiente, acreditación de Vocación Ambiental Comunal, una ordenanza local asociada al permiso de edificación para garantizar la trazabilidad de los residuos de la construcción y su adecuada disposición en vertederos autorizados. Algunos municipios, incluso cuentan con retiro de escombros a particulares, asociado a un costo. Dentro de las propuestas destaca, generar una cadena virtuosa con distintos articuladores de intereses para disminuir la presencia de residuos e incorporar en las bases técnicas de sus proyectos la gestión de residuos para anticipar la disminución de la acumulación de escombros.

 

Como conclusión, surge la necesidad de establecer alianzas público-privadas para ayudar a implementar el manejo y gestión de residuos de la construcción en forma sustentable.

 

* Foto: Representación de un metro cubico para ilustrar la cantidad de residuos producidas en obras de construcción. Se estima que se producen 0,3 m3 de residuos por cada m2 construido. Cubo, gentileza de constructora Viconsa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *